ad

loading...

jueves, 30 de abril de 2015

viernes 1 de mayo

viernes 1 de mayo

Mis Hijos

Mis Hijos Simplemente son mi todo!

"¿Es usted la esposa de Dios?"


Un niño de 10 años estaba parado frente a una tienda de zapatos en el camino, descalzo apuntando a través de la ventana y temblando de frió.

Una señora se acercó al niño y le dijo:

"Mi pequeño amigo, ¿que estas mirando con tánto interés en esa ventana?".

"Le estaba pidiendo a Dios que me diera un par de zapatos", fue la respuesta del niño.

La señora lo tomó de la mano y lo llevo adentro de la tienda, le pidió al empleado que le diera media docena de pares de calcetines para el niño.

Preguntó si podría darle un recipiente con agua y una toalla.

El empleado rápidamente le trajo lo que pidió.

Ella se llevó al niño a la parte trasera de la tienda se quitó los guantes y le lavo los pies al niño, se los seco con la toalla.

Para entonces el empleado llegó con los calcetines.

La señora le puso un par de los calcetines al niño y le compró un par de zapatos.

Junto el resto de pares de calcetines y se los dió al niño.

Ella acarició al niño en la cabeza y le dijo:

¿No hay duda pequeño amigo que te sientes mas cómodo ahora!".

Mientras ella daba la vuelta para irse el niño la alcanzó de la mano mirándola con lágrimas en los ojos, le preguntó con estas palabras:

"¿Es usted la esposa de Dios?".

El helado


Hace unos días, un ni
ño de alrededor de 10 años entró en una heladería y se sentó en una mesa. La camarera puso un vaso de agua en frente a él.

-¿Cuánto cuesta un cucurucho de helado de chocolate?-, preguntó el niño.

Dos pesos cincuenta-, respondió la camarera. El niño sacó una mano de su bolsillo y examinó una cantidad de monedas...

-¿Cuanto cuesta un helado de chocolate en vasito?-, volvió a preguntar. Algunas personas estaban esperando ser atendidas y la camarera ya estaba un poco impaciente.

-¡Dos pesos!-, le contestó bruscamente.

El niño volvió a contar las monedas...

- Entonces quiero el helado en vasito-, dijo el niño. La camarera le trajo el helado, puso el ticket en la mesa y fue a atender otras mesas, refunfuñando por el tiempo que le había hecho perder el niño.

Éste terminó el helado, pagó en la caja y se fue. Poco después la camarera llegó a la mesa que el niño había ocupado, para limpiarla, y entonces le costó tragar saliva con lo que vio. Allí, puestos ordenadamente junto al plato vacío, había cincuenta centavos... su propina.

Jamás juzgues a alguien antes de tiempo.

miércoles, 29 de abril de 2015

TIENES DERECHOS Y DEBERES

TIENES DERECHOS Y DEBERES

Tienes derecho a enfadarte, pero no debes pisotear la dignidad del otro.
Tienes derecho a sentir celos del triunfo de los demás, pero no debes desearles mal.
Tienes derecho a caer, pero no debes quedarte tirado.
Tienes derecho a fracasar, pero no debes sentirte derrotado.
Tienes derecho a equivocarte, pero no debes sentir lastima de ti mismo.
Tienes derecho a regañar a tus hijos, pero no debes romper sus ilusiones.
Tienes derecho a tener un mal día, pero no debes permitir que se convierta en costumbre.
Tienes derecho a tomar una mala decisión, pero no debes quedarte estacionado en ese momento.
Tienes derecho a ser feliz, pero no debes olvidar ser agradecido.
Tienes derecho a pensar en el futuro, pero no debes olvidar el presente.
Tienes derecho a buscar tu superación, pero no debes olvidar tus valores.
Tienes derecho a triunfar, pero no debes ser a costa de otros.
Tienes derecho a inventar, pero no debes olvidar a Dios.
Tienes derecho a vivir en paz, pero no debes confundir ese derecho con ser mediocre o conformista.
Tienes derecho a vivir en la opulencia, pero no debes olvidar compartir con los menos afortunados.
Tienes derecho a desanimarte, pero no debes perder la esperanza.
Tienes derecho a la justicia, pero no debes confundirla con la venganza.
Tienes derecho a un mañana mejor, pero no debes cimentarlo en un hoy fraudulento.
Tienes derecho a ser positivo, pero no debes ser arrogante.
TIENES DERECHO A VIVIR DERECHO Y DEBERES QUE SON TU DEBER.

viernes, 24 de abril de 2015

Las mujeres fuertes


Las mujeres fuertes le hacen fuerte a los obstáculos diarios de la vida
En ocaciones con una lagrima pero siempre llevando la cabeza en alto

Mi mayor deseo en esta vida


Mi mayor en esta vida
Es que mis hijos sean felices

Oración de la noche


Oración de la noche
Dios mío agradecida estoy contigo
Porque hoy desperté,comí,bebí,respire y disfrute a mi familia 
Gracias a ti

Los hombres


Los hombres débiles tienen amantes
Los hombres fuertes y con valores tienen familia

Me gusta como el destino


Me gusta como el destino saca de mi vida a gente que no vale la pena 

Aprendiste a criticarme


Aprendiste a criticarme porque fue más fácil 
Que aprender a superarme 

Me llaman loca


Me llaman loca porque no me callo nada
Para ser que ser sumisa para ser cuerda

Ya es viernes


Ya es viernes y la pepa lo sabe 

Hoy no me levante con el pie derecho


Hoy no me levante con el pie derecho 
Me levante con la mano de Dios y su gran bendición 

jueves, 23 de abril de 2015

ANIMO EN LAS MANOS DE DIOS

Aunque me tapo los oídos con la almohada y gruño de rabia cuando suena el despertador... gracias a Dios que puedo oír...Hay muchos que son sordos. Aunque cierro los ojos cuando, al despertar, el sol se mete en mi habitación... gracias a Dios que puedo ver... Hay muchos que son ciegos. Aunque me pesa levantarme y pararme de la cama... gracias a Dios que tengo fuerzas para hacerlo... Hay muchos postrados que no pueden. Aunque regaño porque no encuentro mis cosas porque los niños hicieron un desorden... gracias a Dios que tengo familia... Hay muchos solitarios. Aunque la comida no estuvo buena y el desayuno fue peor... gracias a Dios que tengo alimentos... Hay muchos con hambre. Aunque mi trabajo es monótono y rutinario... gracias a Dios que tengo ocupación... Hay muchos desempleados. Aunque no estoy conforme con la vida, peleo conmigo mismo y tengo muchos motivos para quejarme... gracias a Dios por la vida. 

Convivimos


Durante nuestra vida convivimos, muchas veces con sensaciones, sin quererlas o desearlas, pero también con otras que no valoramos en la medida que se merecen. Convivimos con: la angustia, el dolor, la duda, la soledad, la ansiedad, la mentira, el temor, el rechazo, el desprecio, la venganza (la propia y la ajena), con el silencio, con el mal, con el rencor, con la rutina, con los desencantos, con los prejuicios, con la falta de humildad, con la ausencia de valores y principios, con la crítica nuestra y la de ellos, con la ingratitud, con soberbia de los inútiles que no pueden amar, con la incomprensión, con la inseguridad, con la falta de ilusión, con el conformismo, con el odio, con el olvido, con la pérdida, con la falta de libertad, con el pasado sin resolver, con la indiferencia, con los malos pensamientos, sin el perdón, con la envidia del otro y la de uno, con la falta de Fe, sin un rumbo a seguir, con la impaciencia, con el mal humor de uno y el de los demás, con la impotencia de no poder, con el aburrimiento, con la palabra demás... Pero, siempre hay un pero, también convivimos, con el humor, con la alegría, con la risa de uno y la de los demás, con los colores que nos traen paz y armonía, con el sol que nos da energía, con la lluvia que no nos molesta, con las caminatas por la tarde, con las sorpresas agradables, con las primeras brisas de primavera y con cada una de las estaciones del año que nos enseñan entre otras cosas, no todo es frío o calor, con la posibilidad de conocer la felicidad, de dar amor y de ser correspondido, con la búsqueda de la verdad, con la imaginación, con el bien, con un futuro mejor construido por uno, con el cariño, con el amor, con los afectos, con los abrazos, con las caricias, con la amistad, con charlas placenteras con amigos, con el compañerismo, con la lealtad, con la Fe, con proyectos posibles e imposibles, con las distintas manifestaciones del arte, con la lectura, la música que nos transporta a lugares que uno solo conoce, con fragancias y perfumes que nos dan lugar al placer, con los recuerdos nostálgicos, y con el otro... Uno, siempre uno, será el que finalmente decida con qué quiere convivir... - 

lunes, 20 de abril de 2015

Amas de casa


Dicen que las amas de casa no trabajamos!
Seguramente esos que lo dicen nos lavan,nos planchas,nos cocinas,nos barren y trapean 
Esos que hablan nomas por hablar ya se les Olvido que su Madre también sube ama de casa

viernes, 17 de abril de 2015

Lo mio No es Suerte

Lo Mio no es suerte
trabajo duro
para tener lo que
quiero

jueves, 16 de abril de 2015

Nuestros Padres Héroes y Madres Heroínas

Padres héroes y madres heroínas del hogar. Pasamos buena parte de nuestra existencia cultivando estos estereotipos.

Hasta que un día el padre héroe comienza a pensar todo el tiempo, protesta bajito y habla de cosas que no tienen ni pie ni cabeza.

La heroína del hogar comienza a tener dificultades en terminar las frases y empieza a enojarse con la empleada.

¿Qué hicieron papa y mama para envejecer de un momento a otro?

Envejecieron... 
Nuestros padres envejecieron. 
Nadie nos había preparado para esto.

Un bello día ellos pierden la compostura, se vuelven más vulnerables y adquieren unas manías sin sentido.

Están cansados de cuidar de los otros y de servir de ejemplo; ahora llego el momento de ellos de ser cuidados y mimados por nosotros.

Tienen muchos kilómetros andados y saben todo, y lo que no saben, lo inventan.

No hacen más planes a largo plazo; ahora se dedican a pequeñas aventuras, como comer a escondidas todo lo que el médico le prohibió.

Tienen manchas en la piel.
De repente están tristes. 
Más no están caducos: caducos están los hijos, que rechazan aceptar el ciclo de la vida.

Es complicado aceptar que nuestros héroes y heroínas ya no están con el control de la situación.

Están frágiles y un poco olvidadizos, tienen este derecho, pero seguimos exigiendo de ellos la energía de una turbina.
No admitimos sus flaquezas, su tristeza.

Nos sentimos irritados y algunos llegamos a gritarles si se equivocan con el celular u otro electrónico, y encima no tenemos paciencia para oír por milésima vez la misma historia que cuentan como si terminaran de haberla vivido.

En vez de aceptar con serenidad el hecho de que adoptan un ritmo más lento con el pasar de los años, simplemente nos irritamos por haber traicionado nuestra confianza, la confianza de que serian indestructibles como los superhéroes.

Provocamos discusiones inútiles y nos enojamos con nuestra insistencia para que todo siga como siempre fue.

Nuestra intolerancia solo puede ser miedo. 
Miedo de perderlos, y miedo de perdernos, miedo de también dejar de ser lúcidos y joviales.

Con nuestros enojos, sólo provocamos más tristeza a aquellos que un día sólo procuraron darnos alegrías.

¿Por qué no conseguimos ser un poco de lo que ellos fueron para nosotros?. Cuántas veces estos héroes y heroínas estuvieron noches enteras junto a nosotros, medicando, cuidando y midiendo fiebres!

Hagamos por ellos hoy lo mejor, lo máximo que podemos, para que mañana cuando ellos ya no estén mas...
...podamos recordarlos con cariño, de sus sonrisas de alegría y no de las lágrimas de tristeza que ellos hayan derramado por causa nuestra.

Al final, nuestros héroes de ayer... 
...serán nuestros héroes eternamente.

La vieja malhumorada

La vieja malhumorada


Qué ven hermanas? Qué ven? Qué piensan cuando me miran?
Una vieja malhumorada, no demasiado inteligente, de costumbres inciertas, con sus ojos soñadores fijos en la lejanía.

La vieja que escupe la comida y no contesta cuando tratan de convencerla “Dele, haga un pequeño esfuerzo”

La viejita, quien ustedes creen que no se da cuenta de las cosas que ustedes hacen y que continuamente pierde el guante o el zapato. La viejita, quien contra su voluntad, pero mansamente les permite que hagan lo que quieran, que la bañen y alimenten, sólo para que así pase el largo día.

Es esto lo que piensan? Es esto lo que ven? Si es así, abran los ojos, hermanas, porque esto que ustedes ven no soy yo!

Les voy a contar quién soy, cuando aquí estoy sentada tan tranquila, tal como me ordenan, cuando como por orden de ustedes. Soy una niñita de diez años que tiene padre y madre, hermanos y hermanas, que se aman.

Soy una jovencita de dieciséis años, con alas en los pies, que sueña que pronto encontrará a su amado. Soy una novia a los veinte, mi corazón da brincos, cuando hago la promesa que me ata hasta el fin de mi vida. Ahora tengo veinticinco, tengo mis hijos, quienes necesitan que los guíe, tengo un hogar seguro y feliz.

Soy mujer a los treinta, los hijos crecen rápido, estamos unidos con lazos que deberían durar para siempre. 

Cuando cumplo cuarenta mis hijos ya crecieron y no están en casa, pero a mi lado está mi esposo que se ocupa de que yo no esté triste.

A los cincuenta, otra vez, sobre mis rodillas juegan los bebés, de nuevo conozco a los niños, a mis seres amados y a mí. Sobre mí se ciernen nubes oscuras, mi esposo ha muerto, cuando veo el futuro me erizo toda de terror.

Mis hijos se alejan, tienen a sus propios hijos, pienso en todos los años que pasaron y en el amor que conocí. Ahora soy una vieja. Qué cruel es la naturaleza! La vejez es una burla que convierte al ser humano en un alienado. El cuerpo se marchita, el atractivo y la fuerza desaparecen, allí, donde una vez tuve el corazón ahora hay una piedra.

Sin embargo, dentro de estas viejas ruinas todavía vive la jovencita. Mi fatigado corazón, de vez en cuando, todavía sabe rebosar de sentimientos.

Recuerdo los días felices y los tristes. En mi pensamiento vuelvo a amar y vuelvo a vivir mi pasado. Pienso en todos esos años que fueron demasiado pocos y pasaron demasiado rápido,
y acepto el hecho inevitable que nada puede durar para siempre.

Por eso, gente, abran sus ojos, abran sus ojos y vean! Ante ustedes no está una vieja malhumorada ante ustedes estoy YO!!

Recuerden este poema la próxima vez que se encuentren con una persona mayor y a quien tal vez esquiven, sin mirar primero su alma joven. Todos vamos a estar algún día en su lugar..... Por favor nunca se olviden de los viejos malhumorados... Compartan, todos deberían leerlo.

UN NUDO EN LA SABANA


En una junta de padres de familia de cierta escuela, la Directora resaltaba el apoyo que los padres deben darle a los hijos. También pedía que se hicieran presentes el máximo de tiempo posible.

Ella entendía que, aunque la mayoría de los padres de la comunidad fueran trabajadores, deberían encontrar un poco de tiempo para dedicar y entender a los niños.

Sin embargo, la directora se sorprendió cuando uno de los padres se levantó y explicó, en forma humilde, que él no tenía tiempo de hablar con su hijo durante la semana.

Cuando salía para trabajar era muy temprano y su hijo todavía estaba durmiendo. Cuando regresaba del trabajo era muy tarde y el niño ya no estaba despierto. Explicó, además, que tenía que trabajar de esa forma para proveer el sustento de la familia.

Dijo también que el no tener tiempo para su hijo lo angustiaba mucho e intentaba redimirse yendo a besarlo todas las noches cuando llegaba a su casa y, para que su hijo supiera de su presencia, él hacía un nudo en la punta de la sábana.

Eso sucedía religiosamente todas las noches cuando iba a besarlo.

Cuando el hijo despertaba y veía el nudo, sabía, a través de él, que su papá había estado allí y lo había besado. El nudo era el medio de comunicación entre ellos.

La directora se emocionó con aquella singular historia y se sorprendió aún más cuando constató que el hijo de ese padre, era uno de los mejores alumnos de la escuela.

El hecho nos hace reflexionar sobre las muchas formas en que las personas pueden hacerse presentes y comunicarse con otros.

Aquél padre encontró su forma, que era simple pero eficiente. Y lo más importante es que su hijo percibía, a través del nudo afectivo, lo que su papá le estaba diciendo.

Algunas veces nos preocupamos tanto con la forma de decir las cosas que olvidamos lo principal que es la comunicación a través del sentimiento.

Simples detalles como un beso y un nudo en la punta de una sábana, significaban, para aquél hijo, muchísimo más que regalos o disculpas vacías.

Es válido que nos preocupemos por las personas pero es más importante que ellas lo sepan, que puedan sentirlo.

Para que exista la comunicación, es necesario que las personas “escuchen” el lenguaje de nuestro corazón, pues, en materia de afecto, los sentimientos siempre hablan más alto que las palabras.

Es por ese motivo que un beso, revestido del más puro afecto, cura el dolor de cabeza, el raspón en la rodilla, el miedo a la oscuridad.

Las personas tal vez no entiendan el significado de muchas palabras, pero saben registrar un gesto de amor. Aún y cuando el gesto sea solamente un nudo. Un nudo lleno de afecto y cariño.

VIVE DE TAL MANERA QUE CUANDO TUS HIJOS PIENSEN EN JUSTICIA, CARIÑO, AMOR E INTEGRIDAD, PIENSEN EN TI.

EL VUELO DEL HALCÓN

EL VUELO DEL HALCÓN

Un rey recibió como obsequio dos pequeños halcones y los entregó al maestro de cetrería para que los entrenara.

Pasados unos meses, el maestro le informó al rey que uno de los halcones estaba perfectamente, pero que al otro no sabía qué le sucedía: no se había movido de la rama donde lo dejó desde el día que llegó.

El rey mandó llamar a todo tipo de personas para que vieran al halcón, pero nadie pudo hacerlo volar.

Encargó entonces la misión a miembros de la corte, pero nada sucedió.

Al día siguiente, por la ventana el monarca pudo observar que el ave aún continuaba inmóvil.


Entonces decidió comunicar a su pueblo que ofrecería una recompensa a la persona que hiciera volar al halcón.

A la mañana siguiente vio al halcón volando ágilmente por los jardines.

El rey le dijo a su corte, "Traedme al autor de ese milagro". Su corte rápidamente le presentó a un campesino.

El rey le preguntó:

- ¿Tú hiciste volar al halcón? ¿Cómo lo hiciste? ¿Eres mago?

Intimidado el campesino le dijo al rey:

- Fue fácil mi rey. Sólo corte la rama y el halcón voló.

- Se dio cuenta que tenía alas y se largó a volar.


¿A qué estás agarrado que te impide volar? ¿De qué no te puedes soltar?


Deja de aferrarte a tu propia rama... Vuela alto y lucha por tus sueños !...

La Historia de un verdadero Ángel

La Historia de un verdadero Ángel

Había una vez una niñita sentada en un parque. Todos le pasaban por el lado y nunca nadie se detenía a preguntarle que le ocurría. Vestida con un traje descolorido, zapatos rotos y sucios, la pequeña niña se quedaba sentada mirando a todo el mundo pasar. Ella nunca trato de hablar, no dijo una palabra. Muchas personas pasaron pero nadie se detuvo.

Al día siguiente yo decidí volver al parque a ver si la pequeña niña estaba ahí.

Sí, ahí estaba. En el mismo lugar en el que estaba ayer. Con la misma mirada de tristeza en sus ojos. Me dirigí hacía ella; al acercarme noté que en su espalda había una joroba. Ella me miró con una tristeza tan profunda que me rompió el alma. Me senté a su lado y sonriendo le dije:"hola". La pequeña me miró sorprendida y con una voz muy baja respondió a mi saludo. Hablamos hasta que los últimos rayos de sol desaparecieron. 

Cuando sólo quedábamos nosotros dos y la oscuridad alrededor, le pregunté por qué estaba tan triste. La pequeña me miró y con lágrimas en los ojos me dijo: " Porque soy diferente". Yo respondí con una sonrisa: " Lo eres". Y ella dijo aún más triste: " Lo sé". Yo le dijé: " Pequeña, ser diferente no es malo. Tú me recuerdas a un ángel, dulce e inocente ". Ella me miró, sonrió y por primera vez sus ojos brillaron con la luz de la alegría. Despacio ella se levantó y dijo: "Es cierto lo que acabas de decir?" "Sí", yo le respondí. " Eres como un pequeño ángel guardián enviado para proteger a todos los que caminan por aquí". Ella movió su cabeza afirmativamente y sonrió. 

Ante mis ojos algo maravilloso ocurrió. Su joroba se abrió y dos hermosas alas salieron de ahí. Ella me miró sonriente y dijo: " Yo soy tu ángel guardián". No sabía que decir. Ella me dijo: " Por primera vez pensaste en alguien más. Mi misión está cumplida". Yo me levanté y pregunté por qué nadie le había ayudado. Ella me miró y sonriendo dijo: " Tú eres la única persona que podía verme". Y ante mis ojos desapareció. 

Después de ese encuentro mi vida cambió dramáticamente. Cuando pienses que sólo te tienes a ti mismo, recuerda que tu ángel guardián está siempre pendiente de ti.

Tu misión es:
 Enviar este mensaje a cada persona que conozcas. A cada mensaje que hayas recibido, aún si no conoces a esa persona, puede que le cambies la vida. Déjales saber que de una manera o de otra te preocupas por ellos. 

Como la historia nos enseña, todos necesitamos a alguien. Cada uno de tus amigos es a su manera un ángel. El valor de un amigo sólo puede ser medido con el corazón.

El Collar de Perlas


Jenny era una linda niña de cinco años de ojos relucientes. 

Un día mientras ella con su mamá visitaban la tienda, Jenny vio un collar de perlas de plástico que costaba 2.50 dólares.
¡Cuánto deseaba poseerlo!

Preguntó a su mamá si se lo compraría, y su mamá le dijo:
"Hagamos un trato, yo te compraré el collar y cuando lleguemos a casa haremos una lista de tareas que podrás realizar para pagar el collar, ¿está bien?"

Jenny estuvo de acuerdo, y su mamá le compró el collar de perlas.

Jenny trabajó con tesón todos los días para cumplir con sus tareas. En poco tiempo Jenny canceló su deuda. ¡Jenny amaba sus perlas!

Ella las llevaba puestas a todas partes: al kinder, a la cama, y cuando salía con su mamá.

Jenny tenía un padre que la quería muchísimo. 

Cuando Jenny iba a su cama, él se levantaba de su sillón favorito para leerle su cuento preferido. 

Una noche, cuando terminó el cuento, le dijo:
"Jenny, ¿tú me quieres?", "Oh, sí papá".

"Entonces, regálame tus perlas," le pidió él.
"¡Oh, papá! No mis perlas," dijo Jenny.
"Pero te doy a Rosita, mi muñeca favorita. ¿La recuerdas?, tú me la regalaste el año pasado para mi cumpleaños. Y te doy su ajuar también, ¿está bien, papá?", "Oh, no hijita, está bien, no importa", dándole un beso en la mejilla.
"Buenas noches, pequeña".

Una semana después, nuevamente su papá le preguntó al terminar el diario cuento: "Jenny, ¿tú me quieres?", "Oh, sí papá, ¡tú sabes que te quiero!", le dijo ella.

"Entonces regálame tus perlas". "¡Oh, papá! No mis perlas; pero te doy a Lazos, mi caballo de juguete. Es mi favorito, su pelo es tan suave y tú puedes jugar con él y hacerle trencitas". "Oh, no hijita, está bien," le dijo su papá besándola en la mejilla, "Felices sueños."

Algunos días después, cuando el papá de Jenny entró a su dormitorio para leerle un cuento, Jenny estaba sentada en su cama y le temblaban los labios, "toma papá" dijo, y estiró su mano. La abrió y en su interior estaba su tan querido collar, el cual entregó a su padre. Con una mano él tomó las perlas de plástico y con la otra extrajo de su bolsillo una cajita de terciopelo azul. Dentro de la cajita había unas hermosas perlas genuinas.

Él las había tenido todo este tiempo, esperando a que Jenny renunciara a la baratija para poder darle la pieza de valor.

Y así es también con nuestro Padre Celestial. Él está esperando que renunciemos a las cosas sin valor en nuestras vidas para darnos preciosos tesoros. ¿No es bueno el Señor?

Ésto me hace pensar en las cosas a las cuales me aferro y me pregunto:
¿Qué es lo que Dios me quiere dar en su lugar?

Un profesional desempleado

Un profesional desempleado despertó una mañana y revisó su bolsillo. Todo lo que le quedaba eran $10. Decidió utilizarlos para comprar comida y esperar así la hora de morir, ya que era demasiado orgulloso como para pedir limosna.

Estaba tan frustrado por no encontrar empleo y no tenía a nadie disponible para ayudarle.

Compró su comida y en cuanto se sentó a comer, un anciano y dos pequeños niños se le acercaron y le pidieron que les diera comida, ya que no habían comido en casi una semana.

El profesionista los miró. Estaban tan flacos que se les notaban los huesos. Sus ojos se les habían hundido. Con el último pedazo de compasión que le quedaba, les dio su comida.

El anciano y los niños oraron para que Dios le diera bendiciones y prosperidad, y le dieron una moneda muy antigua. El joven profesionista les dijo "ustedes necesitan esa oración más que yo".

Sin dinero, sin empleo y sin comida, el joven fue debajo de un puente a descansar y esperar la hora de su muerte.

Estaba a punto de quedarse dormido, cuando vio un viejo periódico en el suelo. Lo levantó, y de repente leyó un anuncio para los que tuvieran monedas antiguas, las llevaran a cierta dirección.

Decidió ir a ese lugar con la moneda Antigua que el anciano le dio. Al llegar al lugar, le dio la moneda al propietario del lugar. El propietario gritó, sacó un gran libro y le mostró al joven graduado una foto.

Era la misma moneda, cuyo valor era de 3 millones de dólares. El joven graduado estaba muy emocionado mientras el propietario le dio una ficha bancaria por los 3 millones. El joven cobró el dinero y se fue en búsqueda del anciano y los niños.

Para cuando llegó a donde los dejó comiendo, ya no estaban. Le preguntó al dueño de una cantina cercana si los conocía. El dueño le dijo que no los conocía, pero que le habían dejado una nota. Rápidamente abrió la nota pensando que averiguaría donde encontrarlos.

Esto era lo que la nota decía: 
"Nos diste todo lo que tenías, y te hemos recompensado con la moneda, firma: Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo". 1 Reyes 17:10-16; Mateo 11:28-30.

miércoles, 15 de abril de 2015

No es más grande


No es más grande
el que más sitio ocupa...
sino el que más vacío deja
cuando se va.


Cuán importantes son algunas personas para nuestra vida ! Se nos haría muy difícil imaginarnos sin ellas, sin su apoyo, compañía, cariño y amor!... 

La vida nos demuestra que nadie somos indispensables, pero daríamos lo que fuera para que alguien jamás se fuera de nuestro lado....

Quien habla mal de ti

Quien habla mal de ti en TU AUSENCIA
es porque le tiene miedo a tu PRESENCIA.

Los golpes sanan

Los golpes sanan, pero las palabras se guardan
y crean raíces, por eso duelen más...

Antes de hablar debemos pensar,
 porque con la lengua suelta se puede lastimar…

Ninguna relación es una pérdida de tiempo

Ninguna relación es una pérdida de tiempo,
porque si no te dio lo que buscabas,
te enseñó lo que necesitabas...

CERRANDO CICLOS


CERRANDO CICLOS
No por orgullo, ni por incapacidad,
ni por soberbia... sino simplemente
porque aquello ya no encaja en tu vida.

Cierra la puerta, cambia el disco,
limpia la casa, sacude el polvo, deja de ser quien eras y
TRANSFÓRMATE EN QUIÉN ERES... 

ORACIÓN DE LA NOCHE

ORACIÓN DE LA NOCHE

Protégeme Señor esta noche
y extiéndeme tu Mano al despuntar el alba.
Que nada perturbe la paz de tu Presencia.

Serena mi espíritu inquieto
y renueva mis fuerzas.

En tus Manos dejo mi mañana
que está por llegar.

Bendice a quienes amo
y custodia sus almas.

Amén!

ORACIÓN DE LA NOCHE

ORACIÓN DE LA NOCHE

Señor mío y Dios mío,
aquí estoy otra vez.

Estoy aquí, Señor,
porque quiero descansar en tu presencia, 
porque quiero renovar mis fuerzas, 
quiero sentir que las heridas 
de este día son sanadas 
y todo eso sólo lo puedo hacer 
y experimentar en tu presencia.

Por eso estoy aquí,
y te solicito que derrames 
tu amor fuerte y sanador sobre mí.

Por eso estoy aquí,
 y quiero recibir la fuerza renovadora 
de tu Espíritu Santo.

Sí, mi Señor, quiero saberme sanado, 
renovado e impulsado por Ti 
y por tu amor infinito. 

Gracias porque sé 
que no me dejas nunca solo 
y que ahora me estás acompañando 
y actuando en mi interior.

Gracias porque estás ungiéndome
 con la fuerza de tu poder 
para que mañana esté listo a continuar mi lucha 
y a enfrentar cada una de las dificultades 
que la vida me trae.

Gracias por estar aquí, 
y con tu protección,  me voy a dormir. 

Amén!

ORACIÓN DE GRACIAS

Hoy he despertado como todos los días...
Pero hoy no es un día cualquiera...
Hoy es el mejor día de mi vida 
y me propongo vivirlo 
como si fuera el último.

Hoy daré gracias al Señor por mi vida...
Aunque a veces se torne complicada y tediosa.

Hoy daré gracias por la vida 
de las personas que me rodean...
Aunque a veces sea difícil convivir con ellas... 
¿cómo harán ellas para convivir conmigo?.

Hoy daré gracias al Señor por mi trabajo...
Pues sólo Él sabe cuántas personas 
no pudieron dormir de pensar 
que hoy no tienen ni para comprar 
un pedazo de pan o la leche de sus hijos... 
¡Cuánto darían por tener nuestro trabajo!.

Hoy daré gracias por todas las alegrías...
Tomaré cada momento de felicidad 
y lo guardaré en mi corazón 
para confortar a aquellos que sufren.

Hoy es el mejor día de mi vida, 
compartiré mis talentos con los demás,
porque: ¿Qué sentido tiene el poseer 
si somos incapaces de dar?


Gracias Señor

Amén!

Hoy me iba a quejar

Hoy me iba a quejar pero recordé 
que tengo un techo donde dormir,
comida suficiente en mi mesa,
salud, fe, paz, trabajo
y una linda familia que me ama!

Por eso, no me quejo,
más bien te digo:
GRACIAS PADRE!

lunes, 6 de abril de 2015

Feliz martes


Feliz martes 
Que Dios 
Derrame muchas Bendiciones
Sobre todos nosotros 

Que rico es despertar


Que rico es despertar y ver la luz de un nuevo día 
Por eso le agradezco tanto  a Dios 
Porque nos ama infinitamente 

Google+ Followers

Que Dios nos Bendiga y Proteja,Buenas Noches

Que Dios nos Bendiga y Proteja,Buenas Noches